Cuando decides mudarte a una nueva vivienda, cambiar de lugar de trabajo o simplemente guardar algunas de tus pertenencias en un depósito, es necesario saber cómo será el embalaje de los objetos, de un forma que los puedas transportar sin ningún problema y a su vez cuidar de ellos. 

El embalaje seguramente puede resultar tedioso, pero si te llenas de actitud positiva se puede convertir en una acción entretenida y divertida, aunque no he de negar que tengas que invertir tiempo dependiendo de las cosas que desees transportar. 

Llénate de buena energía y paciencia antes, durante y después del embalaje. 

¿Qué materiales debes tener para embalar?

Al momento  de comprar las cosas para el embalaje es necesario que conozcas la cantidad de objetos que te dispondrás a trasladar y  cuáles son ellos, para que así puedas buscar con tiempo los materiales que necesitarás para esta ardua labor, algunos de ellos son: 

  • Cinta de embalaje. 
  • Bolsas de plástico resistentes de 30, 50, 150 l. 
  • Cajas gruesas de cartón. 
  • Cajas de almacenaje de plástico. 
  • Papel reciclaje. 
  • Plástico de embalar. 
  • Envoltorio de burbujas.
  • Bolsas protectoras para objetos frágiles.
  • Carretilla de transporte. 

Consejos para el embalaje

Algunos de los consejos que te puedo indicar para embalar son: 

1. Organizar las cajas

Después que guardes todas tus pertenencias con el mayor cuidado y precaución posible, identifica las cajas por espacio y organiza los muebles también por función o espacio. 

Escribe afuera de las cajas cada uno de los objetos que contiene. 

Te aconsejo que los muebles y electrodomésticos los cubras con plástico de embalar, esto ayudará a protegerlos de posibles daños. 

2. Cuidar los objetos de valor y frágiles

Utiliza un material especial de embalado para estos objetos (vidrios, yeso, cerámica, obras de arte, etc.), colócalos aparte y con un marcador identifícalos con la palabra “¡FRÁGIL!”. 

Es importante que utilices envoltorios especiales, como envoltorios de burbujas. 

3. Deshazte de la basura

En unas bolsas de plástico, coloca todo aquello que no necesitas, deja la basura atrás. Esto te permitirá ahorrar tiempo y dinero durante la mudanza. 

A modo de colofón: 

Todos coincidimos en que una mudanza demanda mucho tiempo y esfuerzo, pero siempre es grato tener un nuevo comienzo.  

Espero que estos consejos te ayuden a orientar tu proceso de mudanza y como siempre te invitamos a buscar apoyo de los especialistas, en España hay infinitas empresas de mudanzas responsables, reconocidas y con una excelente trayectoria prestando este servicio. 

¡ÉXITOS EN TU MUDANZA!