Visite al veterinario

Prevea problemas futuros en la mudanza y programe una cita con su veterinario de confianza para asegurarse que su mascota cuente con todas sus vacunas y este saludablemente bien. 

Además, puede pedir a su veterinario que le provea un certificado de salud para evitar problemas al momento del traslado.

Abastézcase de los suministros necesarios

Créame que nadie quisiera estar atrapado en una carretera con un perro hambriento. La mejor forma de evitar este inconveniente es hacer porciones de comidas separadas en bolsas plásticas para todo el viaje. Además si su mimado consume solo un alimento en específico es mejor contar con él, ya que es muy probable que no logre encontrar esos tipos de alimentos en cualquier tienda de carretera. Esto también le ayudara a prevenir cualquier problema estomacal originado por un cambio en el hábito alimenticio. Confía en mí; por que la cosa se puede poner fea… y apestosa.

También es buena idea contar con un botiquín de primeros auxilios para mascotas.

Planifique las paradas para ir al baño y de estiramiento

Váyase por lo seguro y programe descansos frecuentes para que su mascota pueda estirar las piernas, hacer sus necesidades y para que usted se abastezca de agua y los suministros necesarios. 

La mayoría de los veterinarios recomiendan descansos cada tres o cuatro horas durante el viaje para evitar que las mascotas se estresen.

No debes olvidar las bolsas de caca. Dado a que algunos gatos no les gusta hacer caca al aire libre. 

Para las mudanzas con gatos es importante tener en cuenta a los perros agresivos que siempre hay en las paradas de descanso. Por lo que es necesario que cuente con un collar o correa para gatos seguro. 

 

Actualice los datos de las etiquetas de identificación 

Debes asegurarte que tu mascota cuente con una correa resistente con la etiqueta de identificación actualizada. En la gran mayoría de las tiendas de mascotas podrás comprar placas de identificación por unos pocos dólares; considere esto como una forma económica de recuperar su mascota en caso de que se pierda.

Establezca un lugar acogedor para su mascota 

Mantenga a su mascota lo más alejada posible del ajetreo el día de la mudanza, generalmente las mudanzas involucran puertas abiertas y muchas personas. Por lo que recomiendo transformar un baño o la habitación de invitados en un lugar acogedor para su mascota el día de la mudanza y abastecerlo con comida, agua y cajas de arena. Y dejarlos en ese lugar hasta que todo esté empacado. Puede hacer lo mismo al momento de la llegada en su nuevo lugar, y esperar a que todo esté en su lugar para dejar a su mascota libre para que deambule por todo el lugar. 

Adaptarse a su nuevo hogar puede durar un poco de tiempo y debe tenerle paciencia.

Investigue antes de salir a hacer nuevos amigos

Una vez que haya llegado y decida llevar a sus mascotas a nuevos parques para perros o lugares de internado, es recomendable primero hacer recorrido en solitario para comprobar las cosas. Esto mismo es aplicable para guarderías o peluquerías caninas. Las empresas de buena reputación solicitarán que los perros tengan todas sus vacunas al día.

Cuando asistes a un parque para perros siempre habrá ese factor interrogante: ¿Qué tipo de perros habrá allí? ¿Cuál es el medio ambiente?  Por lo que es recomendable acudir solo para mirar el entorno y para que se haga una idea de la dinámica antes de llevar a su mascota.